Vacaciones con una persona con demencia: pautas y consejos

Vacaciones con una persona con demencia: pautas y consejos

Llegó el verano y a quien no le apetece disfrutar de unas merecidas vacaciones. Sin embargo, con las vacaciones llegan también los cambios de rutina, actividad y lugar de residencia que pueden afectar especialmente a la estabilidad de las personas que padecen algún tipo de demencia.

Desde Mas Terapia os dejamos algunas pautas y consejos de Know Alzheimer para que podáis disfrutar plenamente del merecido periodo vacacional:

  • Planee unas vacaciones fáciles. A ser posible, un destino cercano y conocido por la persona. Los desplazamientos cortos son menos estresantes que los largos. Planifique descansos y paradas.
  • Es preferible viajar en coche propio pues le dará la oportunidad de parar a descansar cada vez que la persona lo necesite.
  • Si viaja en tren o en avión, utilice los servicios de asistencia a personas con alguna necesidad especial que ofrecen Renfe y AENA. Le facilitarán los desplazamientos y las gestiones.
  • No olvide la medicación y llevar consigo informes médicos y la tarjeta de asistencia sanitaria. A veces es bueno informarse de dónde están el Centro de Salud, el Hospital más próximos a su destino y una asociación de familiares.
  • Procure que se hidrate bien y no consuma excitantes como cafeína, teína, etc., para evitar episodios de agitación innecesarios.
  • No deje nunca solo a su familiar, ni siquiera para entrar en el aseo, para que no se desoriente en un entorno poco habitual.
  • Lleve una identificación como una pulsera o una medalla con los datos del paciente y un número de teléfono de contacto.
  • Lleve en la maleta algún objeto personal que le dé seguridad. Puede ser una foto, un objeto favorito, etc.
  • Explique a su familiar lo que van a hacer en cada momento. Eso hará que se sienta más seguro.
  • Si es posible, hazle partícipe en los preparativos. Aproveche para hacer un ejercicio de reminiscencia, recordando cómo preparabais las vacaciones cuando vosotros erais pequeños.
  • Mantenga, dentro de lo posible, los mismos horarios y las mismas costumbres pues esto le ayuda a orientarse y a sentirse seguro.
  • Procure que el entorno sea tranquilo, evitando los sobresaltos inesperados (ruidos, etc.), lugares con mucho bullicio. Intente elegir un hotel pequeño donde no haya mucha gente, un apartamento o una casa rural.
  • Si va a casa de un familiar, procure informarle antes de los cambios que ha supuesto la enfermedad, así comprenderá mejor la enfermedad y los nuevos comportamientos.
  • Evite las barreras arquitectónicas, los obstáculos y tenga siempre una buena iluminación en el aseo y en los lugares de paso.
  • Tenga paciencia pues el ritmo de su familiar puede ser más lento que el suyo, o puede distraerse con cosas a las que usted no da importancia. Es usted quien tiene que adaptarse a su ritmo. La persona con demencia necesita más tiempo para hacer actividades y reconocer a personas y espacios y en un lugar nuevo estos tiempos puedes alargarse un poco más. Recuerde que está de vacaciones y no es momento de correr.

Estas recomendaciones son útiles para personas que se encuentran en una fase leve o moderada. Cuando la demencia se encuentra en un estadio más avanzado, es preferible no trasladar a la persona  de su domicilio y se aconseja:

  • Compartir los cuidados con otros familiares y/o hacer uso de otros recursos.

En  el  siguiente link encontrareis más consejos que  pueden  ser de gran utilidad:  https://www.inforesidencias.com/contenidos/mayores-y-familia/nacional/diez-consejos-para-viajar-con-enfermos-de-alzheimer.

Mas Terapia os desea un FELIZ VERANO!!!

 

Deja una respuesta